Archivo del blog

jueves, 23 de febrero de 2017


Y, por fin... 
Aquí tenéis la edición de mi nuevo libro en papel. Disponible en Amazon.
Si queréis adquirir un ejemplar podéis acceder desde el siguiente enlace.













domingo, 19 de febrero de 2017

Fragmento del libro: "Actitudes Sociales" 4º entrega: Educación y Autoconocimiento.




4. Educación
Educamos para ayudar en el crecimiento de un ser humano hacia su integridad.
Como ya he comentado en la exposición sobre evolución, nuestro cerebro tiene un ritmo biológico natural para crecer y evolucionar.
En el caso de los niños su cerebro está en constante crecimiento. Atraviesa etapas muy diferenciadas que requieren del acompañamiento consciente por parte de los adultos responsables de él.
Quienes realizan esta labor consciente lo pueden considerar como un trabajo pues su dedicación implica integrar nuevos conocimientos y reeducación a nivel emocional por parte del adulto. Esta acción requiere de tiempo y paciencia con la garantía de que aporta sus frutos pues el futuro de nuestros hijos es hoy.
Cuando desde el colegio nos informan de que nuestros hijos tienen un problema de aprendizaje, el impacto emocional que recibe la familia es similar a la catalogación de niño “vago”. Desde mi experiencia puedo asegurar que no existen niños vagos. Con su comportamiento nos comunican que todavía tenemos situaciones por trascender.
Todos los cambios son progresivos y requieren de atención individual.
Por lo tanto, para conseguir un equilibrio social en el ámbito educativo, es necesario que cada uno de nosotros tomemos conciencia de la parte que nos corresponde y nos responsabilicemos de ella. Será entonces cuando el beneficio pase al entorno colectivo.
En el momento en que un colectivo es consciente de un beneficio común, la tendencia a cuidar esas bases surge de manera natural. Tenemos ejemplos de países donde nos fijamos en su educación al estar cuidada en todos los ámbitos. Más, de nada sirve comparar nuestro país con otros pues la educación está ligada a la evolución histórica y social.
Es nuestra actitud quien actúa en los cambios, no el dinero.



5. Autoconocimiento
Alcanzar un autoconocimiento aumenta la autoestima, el timón de nuestras vidas.
El autoconocimiento es tener conocimiento de uno mismo. Se puede alcanzar en la edad adulta, mediante crecimiento personal. Y se fomenta a los más pequeños, desde la educación consciente.
A continuación expongo las diferencias existentes entre educar en un ambiente favorable de crecimiento a otro desfavorable.
Crecimiento favorable (Educación consciente)
-Alcance de un autoconocimiento.
-Alta autoestima.
-Independencia.
-Toma de decisiones propias.
-Apertura individual y social.
-Crecimiento individual y social.
Crecimiento desfavorable
-Bloqueos emocionales e intelectuales.
-Encogimiento del Ser.
-Muerte del talento.
-Desvalorización.
-Manipulación fácil. Tendencia al maltrato propio y ser maltratado.
-Tendencia depresiva.
-Vivencia de carencia.
-Repetición de patrones.
-Sufrimiento innecesario.
-Enfermedad individual y social.
El beneficio del primero es notablemente mayor al del segundo.


domingo, 12 de febrero de 2017

Fragmento del libro: Actitudes sociales. Reflexión 3.


3. Inteligencia
Las experiencias iniciales son las que marcan el rumbo de nuestro futuro.
Cada uno de los seres humanos posee las mismas cualidades para desarrollar un tipo de inteligencia específico asociado a cada individuo. A partir de su desarrollo, utilizará sus conocimientos internos para expandirse en sociedad.
Todavía hoy en día se utiliza una única metodología dentro del sistema educativo convencional. Todos los niños deben aprender con las mismas herramientas, independientemente, de qué tipo de inteligencia tengan.
Habrá niños que no tengan ningún tipo de problema con este sistema. Y habrá otros  que sí. Aquellos que no se adapten sufrirán bloqueos intelectuales al sentirse impuestos dentro de un ambiente hostil y autoritario. El bloqueo comienza en la parte emocional. Desde su inteligencia no llegan a comprender los conocimientos que se les ofrece. Estos niños, o bien se revelan o bien pasan desapercibidos en el aula por su “buen comportamiento”.
Clasificar la inteligencia dentro de un único patrón educativo, inutiliza el talento constructivo de cada persona. Pues, la integridad viene dada con el desarrollo intelectual.
El niño piensa y siente. Es la herramienta que debe adquirir para manifestarse en esta vida. Ese desarrollo intelectual le permitirá expresarse con seguridad en su entorno.

Por lo tanto, cuidar el ambiente en el que crece y es formado debería ser una prioridad colectiva. Coherencia entre todos los ámbitos que acogen la educación: familia, colegios y sociedad.


miércoles, 1 de febrero de 2017

Formato papel

Muchos de vosotros me habéis solicitado mi nuevo libro "Actitudes Sociales", en papel.
Estoy trabajando en la maquetación. En cuanto esté terminado os lo haré saber.
Gracias a todos por vuestro interés.


sábado, 28 de enero de 2017

Nuevo libro


Actitudes sociales, nace a raíz de una experiencia y crecimiento personal, ligadas a la educación.
Cincuenta reflexiones humanistas invitan a analizar las circunstancias que nos encadenan como individuos y sociedades. Un análisis profundo donde cada una ellas te aportará un nuevo enfoque, alejado de la emotividad.

Prometí a mis lectores que las compartiría en mi blog. Así será. Cada semana compartiré una o dos reflexiones seguidas, en función de la unión que tengan la una con la otra. Mañana, domingo día 29, os haré entrega del prólogo y la primera reflexión.

Como opción, podéis adquirir un ejemplar en ebook en Amazón. Su enlace es el siguiente:


¡Disfrutad de su lectura!
Un abrazo,
Cristina Romea


miércoles, 30 de noviembre de 2016

Quietud


Bajando el ritmo pude comprender,
que no pertenecemos a las luces de una tormenta,
sino que formamos parte del resplandor
de la Aurora Boreal.

Cristina Romea