Archivo del blog

Sobre mí

Querido lector/a:
Es para mí un placer explicarte quién soy, qué hago aquí y qué escribo.

Nací en Sabadell un 24 de octubre de 1971. Actualmente resido en Vitoria.
Desde temprana edad escribía cuentos breves, cartas y poesía. Pero nunca me planteé publicar nada hasta que un día mi vida dio un giro inesperado.
Una fuerte depresión me obligó a quedarme quieta para comenzar a atravesar una etapa de crecimiento personal muy intensa.  Entonces, desde el año 2012 al 2016 entré de lleno a investigar, a indagar, a reflexionar y a escribir las causas que habían dañado mi interior.
Lo descubrí. Lo comprendí. Lo perdoné. Me liberé y crecí.
Superada esta etapa decidí que si las reflexiones me habían ayudado, también podían servir a más personas. Así nació Actitudes Sociales, donde detallo su contenido en otro apartado.
A parte de estas reflexiones disfruto escribiendo cuentos cortos, poesía y declamando en actos culturales. Pero sobre todo, me encanta el contacto directo con las personas pues son ellas quienes dan sentido a mis creaciones.

Gracias por estar ahí.

Un beso,

Cristina Romea.





Actitudes Sociales







Quienes fuimos educados entre 1970 y 1980 tuvimos unas bases sociales franquistas, es decir, dictatoriales. La inteligencia emocional no se tenía en consideración.
Muchos de nosotros crecimos con la autoestima dañada sin ser conscientes de ello. Y desde este estado continuamos educando a la siguiente generación.
Actitudes sociales realiza un recorrido al pasado para comprender de dónde venimos. Un posicionamiento en el presente, para liberar ese pasado. Y una nueva visión hacia el futuro para crear sociedades sanas desde nuevas actitudes que fomenten crecimiento individual y social. Todo ello explicado mediante cincuenta breves reflexiones creadas con un lenguaje sencillo y directo.
Es un libro que requiere apertura para su integración. Las reflexiones se pueden leer seguidas o salteadas. De una en una, reposando y tomando conciencia de su mensaje.

Las soluciones se encuentran a nuestro alcance cuando los caminos están abiertos.

Publicado en Amazon en formato papel y ebook: Pincha aquí



Vídeo presentación de Actitudes Sociales



Breve presentación realizada en la Alhóndiga de Bilbao el 14 de septiembre dentro de la Jornada de Autor.

Pincha aquí


Cuento: Los manzanos y el nogal


Los manzanos y el nogal


Había una vez un joven nogal plantado en un gran campo de manzanos rebosantes de hermosas y rojas manzanas.
Un día, el joven nogal comenzó a brotar sus nueces. Estas eran pequeñas, marrones y sin brillo aparente en comparación a las manzanas.
Los manzanos, al ver el fruto del nogal se alteraron. ¡Esa fruta no podía servir para nada! Comenzaron a preocuparse excesivamente llegando a presionar al nogal para que cambiara sus nueces por manzanas.
El nogal quería pertenecer al grupo así que se esforzó y se esforzó hasta que fatigado, un día enfermó. Los manzanos  convencidos de que habían  hecho todo lo posible por ayudarlo, continuaron su ciclo olvidándose de él.
Durante dos primaveras su tronco sobrevivió enraizado y alimentado por la tierra. El viento, cada día, agitaba sus ramas para despertarlo. Los pájaros anidaban en él para que no se sintiera solo. La lluvia y la nieve cayeron del cielo directas a sus ramas acariciándole e hidratándole. Así, poco a poco, el nogal fue sintiendo que él era un nogal y no un manzano y por lo tanto sus frutos debían florecer pues de lo contrario su existencia no serviría para nada.
A la tercera primavera sus hojas comenzaron a brotar y sus nueces a salir. Los manzanos volvieron a poner la vista en él preocupados. Pero esta vez él continuó su proceso.
Un día un grupo de personas pasó por allí. Vieron el nogal lleno de nueces y los niños se acercaron a él corriendo. Y contentos se subieron a sus ramas para recoger sus frutos.
-¡Oh qué campo tan bonito!-exclamaron.
-Recojamos manzanas y nueces pues ambos frutos son un alimento muy saludable.


Moraleja: cuando se halla el sentido de la complementación, los conflictos desaparecen.


Cristina Romea

Poema: Una habitación luminosa


Foto de Markus Spiske en Unsplash



Entre sábanas de algodón, mi piel huele a lavanda.
Mi cabello húmedo, roza la comisura de mis labios.
Un albornoz blanco, cubre mi cuerpo desnudo.
Lectura poética, en una habitación luminosa.
Alejada del pensamiento, centro la atención en mi esternón.
Inspiro. Espiro.
Vuelvo a inspirar y suavemente, comienzo su lectura.
Despacio, como en un susurro, surge la música de sus palabras.
Música que acaricia los sentidos, eriza la piel, alimenta al alma.
Palabras nacidas desde el amor, notas creadas desde el dolor…
Un suspiro eleva mi pecho. Mis manos, desfallecen en el lecho,
y un leve temblor silencia mis labios.
Mi piel huele a lavanda. Junto a mí, tu esencia se expande
en una habitación luminosa.


Reseña de la Asociación de Escritores de Euskadi


Reseña sobre Actitudes Sociales, creada por la Asociación de Escritores de Euskadi.

Pincha aquí

Nuevo mundo de la edición


El viernes día quince de septiembre se celebró en la Alhóndiga de Bilbao la IV jornada del autor, organizada por la Asociación de Escritores de Euskadi. Como socia de esta organización fui invitada a este evento donde profesionales del sector editorial ofrecieron información de primera mano.

El mundo de los libros lleva años evolucionando gracias a las nuevas tecnologías. El autor ha pasado de estar encerrado en su espacio y su mundo creativo a involucrarse activamente en la difusión de su obra. A su vez, el cambio de la máquina de escribir por el ordenador ha ocasionado un aumento de personas que escribimos deseando publicar.

Desde el punto de vista de las editoriales y profesionales de lectura, se recibe una masificación de manuscritos donde los autores solicitamos atención para nuestras obras. Ante tanta demanda se ven en la obligación de seleccionar bien lo que reciben. Así pues, uno de los requisitos para que nuestro manuscrito sea leído es que cumpla unas condiciones de calidad. Para ello, el contenido debe mostrar interés y estar profesionalizado gramaticalmente. Por este motivo es muy importante que nos pongamos en los ojos del editor antes de enviar un manuscrito. Si existe un rechazo ese rechazo no es hacia el autor por lo que nos animan a continuar escribiendo teniendo en cuenta el punto fuerte de profesionalidad.

Estamos conviviendo en la era digital. La formación, tanto la relacionada con la técnica de la escritura como en redes sociales, nos abre un nuevo camino al conocimiento. Una buena oportunidad para conocernos a nosotros mismos y a nuestros lectores interactuando con ellos. Pues escribimos para ellos.

Como autora he aprendido en estas jornadas que saber que no sabemos nos posiciona en una actitud de aprendizaje constante. Un buen camino para continuar avanzando.

Desde aquí agradecer a todos los ponentes y a la Asociación de Escritores de Euskadi su gran apoyo al nuevo autor.

Cristina Romea