Estado de conciencia

 

Anemone, Pixabay

El amor es un estado de conciencia que se encuentra en uno mismo. 

Aprender a conectar con este estado  neutraliza los grados de sufrimiento causados por falsas percepciones. Desde ese estado, se alcanza una visión global aceptando a las personas tal y como son. Este enfoque nos acerca a la pluralidad. Los problemas se minimizan encontrando soluciones desde tu propio centro. Desde ese centro la cooperación se manifiesta.

Alcanzar este estado se realiza con la naturalidad más absoluta que existe y esa es la vida. Las manifestaciones emocionales deben surgir tomando conciencia de que somos responsables de ellas de manera individual. Cuando aprendemos a proyectar nuestro propio amor hacia nuestras reacciones sin culpabilizarnos, ese estado de conciencia se manifiesta.

Esto no implica vivir sin conflicto o en un estado constante de calma. Implica atención, respeto y responsabilidad hacia uno mismo y hacia los demás. 

 

Sobre este blog

Leandro de Carvalho, Pixabay   Estimado lector: Te vas a adentrar en una lectura que invita a la reflexión de una manera cercana y poética...