No somos carentes

Conocer de dónde venimos es importante para saber las bases emocionales que llevamos en el inconsciente colectivo.

Toda relación basada en la necesidad lleva una base emocional de miedo a perder heredada.

Las generaciones que crecieron tras la Guerra Civil Española vivieron desde un pensamiento de supervivencia y carencia. Las creencias que se formaron dentro del contexto histórico fueron evolucionando a medida en que la sociedad avanzaba. Aún así, hay aspectos pendientes de evolucionar para sanar la percepción y la comunicación, como la creencia de que somos incompletos.

El pensamiento de carencia se formó para controlar a la población con el fin de mantener un sistema jerárquico. En el inconsciente se instaló la base del miedo y la culpabilidad irracional de la siguiente manera:

  • Dividir a la población por géneros.
  • Castrar la sexualidad mediante la culpa.

Se logró:

  • Evitar que la mujer conectara con su hemisferio izquierdo: pensar, razonar y aportar nuevas ideas sociales.
  • Evitar que el hombre conectara con su hemisferio derecho: intuición, sentimientos, creatividad.
  • Romper la comunicación en integridad cooperativa: dominio-sumisión-dominio.
  • Evitar sentir placer y comunicación entre personas: la sexualidad responsable es comunicación sensitiva, acerca al bienestar, genera equidad, crea nuevas formas amorosas y creativas de convivencia, incita a la cooperación.
  • Objetivo conseguido: el hombre como mano de obra de la sociedad. La mujer como mano de obra del hombre.

Consecuencias

  • Necesidad posesiva del otro.  Rol materno-paternal. Pérdida de apetito sexual (el inconsciente identificará a la pareja como padre/madre). Esto en psicología se llama incesto simbólico.
  • Si creo que soy incompleto tendré miedo a perder. La relación se basará en un interés de supervivencia. (Curioso los conflictos abundantes actuales en los divorcios que se inician de mutuo acuerdo). También curioso el miedo al compromiso y el aumento del sexo efímero unido a la pérdida de respeto hacia uno mismo.
  • Otra nota, independientemente de la decantación sexual, el conflicto emocional surge en todos por igual pues la energía masculina y femenina (hemisferio derecho e izquierdo, viven dentro de cada uno).

El inconsciente no pierde la información. Las herencias emocionales siguen vigentes. La toma de conciencia lleva al cambio para sentirnos completos, elevando a la autoestima.

Debemos comprender que dentro de la sociedad patriarcal, ellos hicieron lo que pudieron. A pesar del miedo el Amor nunca dejó de existir.

 




 

Sobre este blog

Leandro de Carvalho, Pixabay   Estimado lector: Te vas a adentrar en una lectura que invita a la reflexión de una manera cercana y poética...