Acto de valentía

 

Jędrzej Koralewski pixabay

Cada uno de nosotros nace en un país, con una cultura determinada, dentro de una familia donde cada uno de los integrantes está condicionado por su educación y época de nacimiento. Esa educación se transmite al nuevo miembro heredando este una serie de creencias y limitaciones arraigadas. Esas creencias quedan grabadas en su interior condicionando su presente.

En algún momento de la existencia esa persona puede tener deseos de experimentar la vida según siente en su interior, no según le han enseñado. Es preciso tener en cuenta que cuando esta situación se manifiesta el sentimiento de culpa aparece pues salirnos del rebaño implica “traición”.

Para llevar a cabo este proceso es necesario enfrentarse, sin violencia y con respeto, a los miedos internos y a las estructuras familiares heredadas. Los pequeños cambios son los que generan grandes movimientos y estos comienzan con la escucha hacia uno mismo. Realizando cuanto se siente en el interior para beneficio propio y común. Estas pequeñas acciones serán un acto de valentía.

 


Sobre este blog

Leandro de Carvalho, Pixabay   Estimado lector: Te vas a adentrar en una lectura que invita a la reflexión de una manera cercana y poética...