El sentimiento de culpa



El sentimiento de culpa tiene una funcionalidad útil que ayuda a corregir un error ético o moral. Es decir, corregimos el error y seguimos viviendo. Por lo tanto la culpa cumple su misión evolutiva.

El uso disfuncional aprendido en la educación autoritaria es perpetuar un castigo infundiendo miedo.
Cuando el sentimiento de culpa perdura ante los errores mínimos que podemos cometer a diario, o repetitivos, puede encaminarnos a la tristeza pues estamos utilizando un castigo interno en lugar de una corrección.

La voz interna de la culpabilidad autoritaria es enjuiciadora y disfuncional. No resuelve. Encamina a la mente hacia un castigo con pensamientos repetitivos de bucle aumentando la reactividad emocional. Proyectando dolor interno y externo.

 

 

 


Sobre este blog

Leandro de Carvalho, Pixabay   Estimado lector: Te vas a adentrar en una lectura que invita a la reflexión de una manera cercana y poética...