Paralelismos con la naturaleza.

 Respirar

Imagen de PublicDomainPictures en Pixabay 



Tumbada boca arriba en la arena de una playa, el  aire entra y sale por mis fosas nasales, produciendo un sonido semejante al oleaje del mar. En un segundo plano, las olas  crecen y rompen al mismo ritmo que mi abdomen asciende y desciende acompasado con la "respiración del mar".

Estancamiento o bloqueo

Imagen de José Manuel de Laá en Pixabay 

Un río estancado por maleza sugiere pesadez, densidad... Apenas crece vida alrededor. En nuestro interior, las prisas o las preocupaciones en exceso, son la maleza que impiden que nuestra energía vital fluya. Y, al igual que un río estancado, el crecimiento es escaso.

Crecer

Un río caudaloso sugiere: fuerza, poder, avanzar. Al igual que el aire cuando penetra en los pulmones, mediante la respiración natural (lenta y sosegada), crea crecimiento interno.

Sosiego

Imagen de Lichtmagnet en Pixabay 


Bosque nevado: transporta a sensaciones de quietud y silencio. Calma que activa el sosiego que parte del latido del corazón. La respiración en estos casos es profunda. Plena.

Escuchar

Cuando estés en la naturaleza, obsérvala / escúchala.  Ella hablará de ti.

Evolución en la Prensa

Carlos González, Jefe de cultura de Diario Noticias de Álava, me entrevistó y creó este interesante artículo sobre mi último trabajo reflexi...