Desde el olvido


Imagen de Selling en Pixabay


 

El alma desfallece

cuando vive apresuradamente.

Quietud obligada para renacer,

o morir en vida.

Postrada en la cama el tiempo se desvanece

y mi cuerpo dos funciones ejerce:

respirar, palpitar...

El reposo induce al sueño y el sueño al olvido.

Y el olvido encuentra su recuerdo en el latir del corazón.

Donde mis dedos, 

juegan con el aire.

Donde la risa,

vence a las tormentas.

Donde la lluvia,

humedece mi cabello.

Donde mis labios se encarnan con el sonido de tu voz.

Palpitando en la quietud,

renazco en vida,

desde el olvido.


Cristina Romea

Paralelismos con la naturaleza.

 Respirar Imagen de  PublicDomainPictures  en  Pixabay   Tumbada boca arriba en la arena de una playa, el  aire entra y sale por mis fosas n...